Cuáles son los recursos naturales

Para la sociedad humana, los recursos naturales son extremadamente valiosos pues contribuyen de manera directa a su desarrollo y bienestar, es así como se hace preciso profundizar en el tema con la idea de despejar dudas e inquietudes que puedan ayudarnos a dimensionar realmente la razón por la cual estos son tan fundamentales, pues como bien sabemos no siempre son gestionados de manera idónea.

Siendo determinantes para nuestra supervivencia, su adecuado cuidado y sostenibilidad es una meta por la que se trabaja actualmente con gran ahínco. Por lo anterior, hagamos inicio entonces de este interesante recorrido.

¿Qué son los recursos naturales?

Antes de hacer claridad respecto a cuáles son y como se clasifican los recursos naturales es pertinente señalar con la mayor objetividad posible su concepto, en el cual se explica que equivalen al conjunto de bienes que al ser de origen natural, no han sido alterados por la actividad humana. En otras palabras, se trata de los materiales, componentes o materias primas que se producen en el ambiente.

Con relación a su trascendencia para el hombre, estos bienes suplen necesidades básicas y por lo mismo existe una marcada oferta y demanda. Asimismo se establecen como protagonistas de la producción económica ya que la mayor parte son manipulables, es así como a partir de ellos se da lugar a servicios tales como la electricidad, algunas formas de entretenimiento y el transporte entre otros.

¿Cuáles son los recursos naturales?

Para dar respuesta a esta inquietud, es primordial señalar la clasificación básica que generalmente se les asigna:

  • Recursos inagotables o continuos: se les llama así a aquellos que sin importar la proporción de su uso, simplemente no tienen finitud, esto gracias a que gozan de la cualidad de la renovación continua. En este sentido, el viento se establece como el ejemplo más claro ya que al ser producto de la atmósfera es ciertamente inagotable.
  • Recursos renovables: hace referencia a la capacidad de la naturaleza de renovarse por sus propios medios garantizando una disponibilidad evidentemente permanente del bien. Es de resaltar que mientras algunos se regeneran con prontitud, a otros les toma mucho tiempo; el agua, los diferentes tipos de energía, los peces, la biomasa, los bosques, las plantas y la radiación solar pertenecen al grupo de los renovables.
  • Recursos no renovables: debido a que su capacidad de regeneración está por debajo de la tasa de explotación, puede decirse que existen en cantidades fijas o limitadas. El carbón, combustibles fósiles como el petróleo y los minerales metálicos son muestras de ello.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *