Las cucarachas y los riesgos para la salud

Estamos más que acostumbrados a ver a las cucarachas como insectos molestos y desagradables que pueden ocasionar algunas incomodidades en casa, sin embargo la problemática con este tipo de plagas va mucho más allá debido a que guardan estrecha relación con la provocación de una buena serie de problemas médicos para el ser humano. Así es, una infestación de estos pequeños animales de cuerpo aplanado es más que suficiente para desencadenar varios tipos de enfermedades, por lo tanto se precisa de un actuar inmediato para su erradicación.

Evidentemente la particularidad de las cucarachas se encuentra en su gran poder para contaminar todo con lo que puedan llegar a tener contacto, esto contrasta con extremo poder de resistencia, un factor que  les permite adaptarse a cualquier miedo y sobrevivir.

Peligros de las cucarachas para la salud

Alrededor del mundo, esta plaga es sin duda una de las más comunes y familiares para las personas ya que por más extremas que sean las condiciones estos insectos parecen sobrevivir sin mayores dificultades. Ahora bien, se habla de cucarachas y riesgos para la salud debido a que se les considera potenciales portadoras de enfermedades que nos transmiten en el mismo momento en el que por alguna razón hacemos contacto con sus excrementos y orina, asimismo cuando estas tienen contacto tanto con los alimentos como con el agua que consumimos.

Se sabe también de la posibilidad de picaduras de cucaracha, las cuales dejan ronchas rojas en la piel a manera de evidencia. Es entonces cuando su saliva puede convertirse en el medio para un acercamiento con bacterias y diferentes alérgenos que dan lugar a problemas en el sistema digestivo al igual que a la posibilidad de presentar sepsis, tétanos, disentería y un conjunto de síntomas tales como erupciones en la piel, fiebre y ojos rojos.

Consejos para evitar las cucarachas

La verdad es que todos estamos expuestos a que en algún momento puedan llegar estos insectos al hogar, por lo tanto la idea es poner en práctica algunas medidas preventivas que disminuyan las opciones de que esto suceda y en este sentido el orden y la limpieza es determinante. Para evitar las cucarachas se sugiere mantener los alimentos debidamente envasados, evitar dejar migas o platos sucios por tiempos prolongados antes de higienizar y definitivamente decirle no a las acumulaciones de basura.

Desinfectar los pisos, cajones, el fregadero y hasta el mismo interior de la estufa son recursos que ayudan bastante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *