Los mandamientos más importantes de la ley de Dios

Puesto que corresponden a las pautas entregadas por Dios para llevar una vida libre de pecado, los mandamientos dan forma a un decálogo de gran trascendencia ya que fue concebido para abrir las puertas de la vida eterna, algo a lo que todo creyente aspira. Así pues, estos 10 preceptos revelados al pueblo de Israel y que fueron grabados en piedra están hechos para declararnos como hijos de Dios, a causa de su valor eterno y universal.

Debido a que manifiestan la voluntad del Todopoderoso, son muchas las dudas que surgen alrededor de estas ordenanzas, es por ello que en esta oportunidad empezaremos por aclarar un interrogante bastante recurrente, el cual busca descubrir cuáles son los mandamientos más importantes, con el propósito de asimilarlos de manera más pertinente.

¿Existen mandamientos más importantes que otros?

Si bien todos son relevantes, la verdad es que podemos referirnos a uno en particular como el principal: «amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente» este mandamiento de acuerdo a la tradición cristiana, significa que Dios no puede ni debe ser sustituido con nada incluyendo cosas materiales u otros dioses que pudieran aparecer; nos invita a asumir el acto de amar de la manera más profunda ya que como bien sabemos a Dios no se le puede ver ni tocar, recordando en todo momento que Él nos amos primero y que por lo tanto la posibilidad de ofenderlo no debe contemplarse en ninguna ocasión.

Hay un segundo mandamiento que le sigue en relevancia y es «amar al prójimo como a ti mismo«, en cuanto a esta enseñanza, es propio señalar que más con palabras se debe amar con hechos, por tanto, aquello de causar perjuicios directos o indirectos, menospreciar u ofender son cosas que no tendrían que hacerse pues son cosas que no querríamos que hicieran con nosotros mismos.

La división de los mandamientos

Como se muestra en https://www.10mandamientos.org los tres primeros mandamientos pertenecen al amor de Dios, esto mientras que los otros siete están dedicados al provecho del prójimo. Es así como podemos hacernos a una idea de lo que el Padre considera como primordial y las formas en que podemos expresarlo con nuestro pensar y actuar.

La lección que resume lo que en estos mandatos se expresa, no es otra que el amor, un sentimiento que logra preparar corazones para que estos sean conquistados por la gracia divina.

 

 

Comentarios cerrados.