Razones por las que debemos rezar

La oración es muy necesaria para poder ser conscientes de la existencia de Dios y de su vital importancia en nuestra vida, la oración se encarga principalmente de proteger nuestra sólida relación con Dios, lo cual es de vital importancia, porque su Espíritu nos salva de incurrir en el pecado.

La oración es una forma segura de mantener nuestra amistad con Dios y con el Señor Jesus, además, es bueno recordar que la oración no mantiene a Dios al día en cuanto a las situaciones relacionadas con nuestras vidas, ya que Dios sabe bien lo que nos hace falta antes de que se lo pidamos, sin embargo, el espera nuestra petición a través de la oración.

Además, orar es muy importante porque perfecciona y purifica nuestras vidas, eliminando las decepciones, las distracciones y las desilusiones que nos produce el mundo; esta nos brinda una base firme para modelar y construir todas las relaciones en nuestras vidas, la oración nos muestra que no estamos solos en la vida llena de fe, porque esta no sólo es útil para acercarnos a Dios, sino que también nos une a todos los santos fieles a Dios.

¿Por qué rezar la oración de la mañana?

Son muchos los motivos por los cuales se debe rezar la oración de la mañana, uno de ellos es que la misma constituye una petición a nuestro Señor para que nos llene de bendiciones en el día que estamos por vivir, porque él es imprescindible en nuestra vida y en nuestro día a día, ya que sin él cada paso que demos hará que el día no resulte de la mejor manera.

Con la oración de la mañana le demostramos a Dios y a Jesus nuestro afecto por ellos y es una señal de que al despertar lo tenemos presente en nuestro pensamiento y posteriormente en nuestra oración, cada mañana que nos comunicamos con Dios, nos aseguramos de que el esté presente en todo momento, acompañándonos en los oficios y actividades que desempeñemos a lo largo del día.

La oración nos recuerda con humildad que no es posible alcanzar a Dios solo con los pensamientos, es solo a través del amor que vivimos y sentimos que podemos alcanzar a Dios y por lo tanto, necesitamos de la fuerza de la oración para encontrar la felicidad y la verdad en nuestra vida, esa que buscamos insaciablemente en todo momento. Así que no olvides que cada mañana antes de iniciar tus labores diarias, debes tomar un momento para orar a Dios con fe y amor.

Más información en: https://www.oraciondelamanana.net/

Comentarios cerrados.