Qué significa tener los monocitos altos en sangre

Antes de indagar un poco sobre el significado de tener los monocitos altos en sangre, es pertinente mencionar que cuando se habla de monocitos nos estamos refiriendo al tipo de glóbulos blancos de mayor tamaño que hace presencia en nuestro torrente sanguíneo. Al estar íntimamente relacionados con el sistema inmune, del equilibrio de sus valores depende que podamos disponer de la protección efectiva ante el ataque de gérmenes, virus y demás sustancias extrañas.

Ahora bien, una vez que los exámenes de sangre revelan altos niveles de monocitos quiere decir que estamos presentando una condición denominada monocitosis la cual puede ser tanto pasajera como prolongada, pues existen diversas causas para dicha alteración. Aunque solo el profesional médico podrá determinar los pasos a seguir en función del caso específico que se encuentre manejando el paciente, es buena idea informarse para empezar a dimensionar un poco mejor que es exactamente lo que podría estar sucediendo con el organismo.

Lo que indican los monocitos altos

Los monocitos altos básicamente se encargan de revelar que se está presentando un aumento importante de glóbulos blancos en el torrente sanguíneo y que por consiguiente estos organismos celulares se encuentran a la espera de combatir contra amenazas infecciosas latentes, por lo tanto sus valores puedes aumentar tanto por el consumo de ciertos medicamentos como por la llegada de diversas enfermedades y patologías.

Aunque ciertamente estamos hablando de células protectoras, cuando estas superan los valores normales de referencia esto también puede ser interpretado como perjudicial ya que el sistema inmune empieza a manejar una serie de vulnerabilidades que conducen a que el organismo finalmente termine luchando contra algún trastorno. Esta complicación no siempre tendrá que ser algo demasiado grave, por lo tanto será el profesional médico quien luego de interpretar los datos y sintomatología manifestada podrá inferir los pasos para dar solución al desequilibrio.

Síntomas y enfermedades asociadas a los monocitos altos

Con la llegada de la monocitosis normalmente las personas empiezan a manifestar síntomas tales como debilidad, fiebre, cansancio y debilidad, los cuales por supuesto varían en función de la causa principal que condujo a su aumento. En relación a las enfermedades asociadas a monocitos altos, podemos mencionar infecciones inflamatorias como la artritis reumatoide, la sífilis, la tuberculosis y el lupus hasta tipos de cáncer y trastornos en la sangre tal y como es el caso de la leucemia y la enfermedad de Hodking.

Debido a que la monocitosis es más que nada el indicador de una enfermedad, es fundamental darle la atención apropiada a su manejo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *